Archive for septiembre, 2010

Las conspiraciones en Ecuador

Agenda Pública se transmite de lunes a viernes a las 19:30 hrs. por Foro TV.

Agenda Pública es un programa para discutir día a día el comportamiento de los medios y los procesos de la comunicación, conducido por José Carreño Carlón, Mario Campos y Gabriela Warkentin.

30 de septiembre de 2010

En la mesa de debate platican sobre las conspiraciones en Ecuador contra el presidente Correa.

VER PROGRAMAAGENDA PÚBLICAIR A AGENDA PÚBLICA

EL “DIARIO JUÁREZ” PIDE UNA TREGUA A LOS GRUPOS CRIMINALES MEXICANOS

En sendos editoriales publicados con apenas 48 horas de diferencia, elDiario de Juárez ha sacudido a la opinión pública mexicana al acusar el viernes a los gobiernos de todos los niveles por su incompetencia para impedir el asesinato de periodistas, y al dirigirse el domingo directamente a los grupos criminales, “las autoridades de facto en esta ciudad”, según el propio periódico, para preguntarles qué es lo que “pretenden que publiquemos o dejemos de publicar, para saber a qué atenernos”.

“Señores de las diferentes organizaciones que se disputan la plaza de Ciudad Juárez: la pérdida de dos reporteros de esta casa editora en menos de dos años representa un quebranto irreparable para todos los que laboramos aquí y, en particular, para sus familias. Hacemos de su conocimiento que somos comunicadores, no adivinos. Por tanto, como trabajadores de la información queremos que nos expliquen qué es lo que quieren de nosotros, qué es lo que pretenden que publiquemos o dejemos de publicar, para saber a qué atenernos”, planteó el diario en su editorial titulado “¿Qué quieren de nosotros?”.

“Ya no queremos más muertos. Ya no queremos más heridos ni tampoco más intimidaciones. Es imposible ejercer nuestra función en estas condiciones. Indíquennos, por tanto, qué esperan de nosotros como medio. Esta no es una rendición. Como tampoco significa que claudicamos al trabajo que hemos venido desarrollando. Se trata de una tregua para con quienes han impuesto la fuerza de su ley en esta ciudad, con tal de que respeten la vida de quienes nos dedicamos al oficio de informar”, agregó el periódico, que además subrayó que ningún otro medio de comunicación ha sufrido el asesinato de dos periodistas.

El jueves pasado, el fotógrafo Luis Carlos Santiago Orozco, de apenas 21 años, falleció después de ser tiroteado junto con otro de sus compañeros -quien se encuentra herido-, por un pistolero. El atentado ocurre cuando están a punto de cumplirse dos años de la muerte, también a tiros, de Armando Rodríguez Carreón, reportero de El Diario, asesinado en presencia de su hija de nueve años. Nadie ha sido procesado por este caso ocurrido el 13 noviembre del 2008.

El viernes el Diario de Juárez tituló su editorial “¿A Quién Pedir Justicia?” En él se puede leer: “Mientras no sepamos quiénes nos agreden y por qué; mientras ellos tengan la total libertad de permanecer ultrajando en este imaginario estado de derecho; mientras la procuración de justicia en este país, en esta entidad, siga siendo una entelequia, en realidad es poco lo que puede hacerse que no sea continuar desarrollando nuestra actividad periodística en la total indefensión. Proseguir clamando en el desierto por una justicia que no llega”.

Clamor de la prensa

Diversas organizaciones internacionales como la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Reporteros sin Fronteras y el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) han condenado el asesinato y manifestado su solidaridad con el periódico.

Una delegación del CPJ estará esta semana México, una visita que coincide con el agravamiento de la situación de la prensa y que se produce apenas un mes después de la gira de trabajo de los dos máximos relatores de defensa de libertad de expresión de la Organización de las Naciones Unidas y de la Organización de los Estados Americanos.

Carlos Lauría, coordinador del programa de las Américas del CPJ, y que forma parte de la delegación que llegará en las próximas horas, ha dicho a EL PAÍS que si bien el caso del Diario de Juárez es dramático, no es por desgracia novedoso. “Medios de distintos puntos del país se están autocensurando en forma generalizada, producto de la violencia sin precedentes, y de la situación de vulnerabilidad absoluta bajo la que operan. Esto ocurre ante un Estado casi ausente en muchas regiones, incapaz de proporcionar protección básica, incumpliendo su obligación de garantizar el derecho constitucional de la sociedad mexicana a recibir información. Si México pierde la batalla por el control de la información, porque la pelea no es solo en la calle, sino que los grupos del crimen quieren controlar también la información, si pierde eso, estará en riesgo su estatus como estado global confiable. Por ello, es crítico, urgente y prioritario que el gobierno y el Congreso se aboquen a ver de qué manera se puede dar una respuesta contundente a este tema”,ha dichovía telefónica.

Directivos del Diario han dicho en varias entrevistas que con su editorial no están planteando una rendición. Gabriela Warkentin,directora de la escuela de comunicación de la Universidad Iberoamericana, institución decana en la materia, ha dicho que lo que le “preocupa, al leer ambos editoriales, es que ante la evidente ausencia de reglas claras, y ante el silencio real de las autoridades (por decisión u omisión), se está reconociendo como interlocutor válido al crimen organizado y le están pidiendo que ellos, que controlan la plaza, pongan las reglas. El segundo editorial, que sin duda puede parecer efectista, es respuesta a la pregunta del primero (¿A quién pedir justicia?): ante la ausencia de justicia, se solicita tregua. Si eso no es el fracaso del Estado de Derecho, no sé qué sí lo sea”.

De momento, el Gobierno federal no ha fijado posición sobre los reclamos del Diario de Juárez, que en ambos editoriales reprocha directamente al presidente Felipe Calderón lo que califican de una estrategia errática en su lucha anticrimen y una incapacidad tanto para brindar protección a los periodistas como para encontrar a los culpables de los asesinatos.

LEER ORIGINAL